Últimamente, muchos clientes, a la hora de comprar una silla, nos consultan sobre la posibilidad de adquirir la silla con o sin ruedas. Para aclarar las dudas surgidas sobre esa cuestión, hemos decidido exponer esa pregunta en este post.

Ante todo, lo primero que debemos preguntarnos y sobre lo que hemos de pensar es en el uso que se le va a dar a esa silla: si pensamos estar largas horas sentados en ellas, si son para un trabajo estático (tipo laboratorio), si es para un trabajo cara al publico (tipo comercial), o si es una silla para recibir gente en un espacio corto de tiempo (silla para recibir gente en un despacho de un banco), porque el tipo de silla varia en función de para que se va a usar, lo mismo que no se debe usar el mismo coche para estar todo el día en la carretera o para darle un uso simplemente urbano. En el primer caso, la mejor opción es un taburete sin ruedas; en el segundo, la opción optima seria una silla operativa con ruedas y, para la ultima opción mencionada, la silla de confidente sin ruedas es la mejor decisión.

Los taburetes de oficina son la compra mas recurrente para equipar un puesto de trabajo que requiera estar en único lugar durante largo tiempo y haciendo muchas funciones, pero en un mismo espacio al alcance de la mano, pues los taburetes con la función de giro hacen que la ergonomía sea perfecta y nuestro cuerpo no sufra ningún tipo de luxación derivada de un continuo giro de cuello. Ademas, son un buen lugar de descanso si se trabaja cara al publico en lugares con mostrador alto.

Las sillas de oficina con ruedas son la opción mas recurrente a la hora de comprar un asiento para nuestro despacho u oficina, o en todo caso, para un escritorio en casa. Este tipo de silla tiene la ventaja de la movilidad en el puesto de trabajo o de llegar a otro lado del espacio de trabajo sin tener que levantarnos del asiento. Además, no nos tenemos que preocupar de el posible daño que podamos hacer al suelo de parqué, pues para evitar dichos daños existen ruedas de rodadura blanda diseñadas para que, al rodar por el suelo del espacio de trabajo, no rallen el suelo. Aun así, se pueden poder alfombrillas especiales sobre la zona donde esta situada la silla. Las desventajas son que el precio de las sillas suele ser mas caro, que con el paso del tiempo las ruedas suelen acumular suciedad en el interior de la rueda que imposibilitan cada vez mas el rodaje por el suelo, entre otras.

Las sillas de confidente suelen ser una buena opción para amueblar una sala de espera o incuso una sala de reuniones, ya que son unas sillas con una estructura mucho mas sencilla, ocupan un menor espacio que las sillas con ruedas y son mas baratas. Si que es verdad que permiten una menor movilidad que las sillas con ruedas y el sonido molesto que hacemos  al moverlas u arrastraras por el suelo y peor aun, los rayones que puedan hacer al moverlas en el suelo de madera, pero hay que remarcar que eso es fácilmente subsanable con protectores de tela en las patas de las sillas.