Las sillas operativas utilizadas en España deben cumplir los requisitos mínimos definidos en el RD 488/1997 que son:

El asiento de trabajo deberá ser estable, proporcionando al usuario libertad de movimiento y procurándole una postura confortable.

La altura del mismo deberá ser regulable.

El respaldo deberá ser reclinable y ajustable.

A continuación, les explicamos todos los mecanismos para regular el ángulo de inclinación de las sillas.